06 enero 2007

Para Fernando, Elena y Javier

Hay personas que nos hacen felices con sus gestos gratuitos, con su presencia o con su recuerdo. Podemos contar con su complicidad y, cuando todo se complica, con su aliento y su consuelo y con sus hombros junto a los nuestros para sacar adelante los proyectos y los empeños. Hay personas que nos hacen existir, que arrojan luz sobre lo que hacemos, que nos construyen con sus miradas. Hay personas que son imprescindibles a la hora de entendernos.
Y hay personas que, además, hacen felices a las personas queremos.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Tengo que reconocer que me gusta pasarme por aquí...siempre hay una pequeña luz que ilumina el día...

Javier López Clemente dijo...

No es una pequeña luz, es amor y vida a manos llenas.
Gracias por estas píldoras

Salu2 córneos.