25 diciembre 2006

Mañana

Mañana. Cada vez que escribo mañana me acuerdo de Rodolfo Notivol. Tener por todo patrimonio mañana. Un sueño, un proyecto, un deseo, un plan. Mañana. Querer algo, casi siempre importa poco qué se quiera. La incertidumbre, los retos. Saber atrapar los sueños y saber verlos marchar. Los territorios por conquistar, los labios por conocer. El calor de su cuerpo. Mañana. Una palabra detrás de otra, un minuto tras otro. Saber que todo puede salir mal -estar casi seguro de ello-. Mañana como único patrimonio. Mañana.

4 comentarios:

Fernando dijo...

Esperemos que los mañanas, vengan como vengan, sepamos rendirlos a la evidencia de los buenos deseos y tengamos muchos buenos recuerdos de todos los mañanas que quepan en el 2007...que así sea y nosotros lo veamos..

Javier López Clemente dijo...

Es curioso porque cada vez que yo leo el nombre de Rodolfo Notivol me acuerdo de ayer, de un ayer sobre "Autos de choque"

Magda dijo...

Querido Victor, a mi me parece que tener como único patrimonio el mañana nos hace riquísimos...

lamima dijo...

Tanta gente que no sabe lo que le depara mañana...y sin saberlo... un gran patrimonio, si señor.