20 noviembre 2006

Un punto de insolencia

Que un día, juntos, quisimos querer. Y lo hicimos
*
Ayer me la presentaron. Es elegante, alegre y generosa. Tiene un punto de insolencia que me atrae. Quizá es demasiado joven para mí...

2 comentarios:

Magda dijo...

Conocer a alguien cuya insolencia nos atrae y además es elegante, alegre y generosa, es verdaderamente un tesoro ¿qué tal vez sea demasiado joven? habría que adentrarse más, quizá no lo es tanto...

lamima dijo...

Creo que ahora entiendo esta entrada...